Ciudad Capital
corazón

Se regenera tejido celular de corazón

Según el reporte, la regeneración del tejido celular resultó en células con la edad de un recién nacido.

Por primera vez, científicos han transformado genéticamente el tejido celular del corazón de pacientes con cardiopatías en tejido sano, fuerte y joven, lo que representa un gran logro para el campo de la medicina regenerativa.

«Hemos demostrado que es posible tomar tejido celular de un paciente mayor, con falla cardiaca avanzada, para regenerarlo en células fuertes, saludables y jóvenes» dijo en un reporte Lior Gepstein, del Instituto Tecnológico de Israel, quien lideró el estudio.

Según Gepstein, las células regeneradas estaban en una etapa equivalente al de una recién nacido.

La transformación fue lograda al guiar el tejido celular de dos hombres con fallas de corazón (uno de 51 años, el otro de 61) a una forma intermedia conocida como inducción humana de células madre pluripotentes (hiPSCs).

La hiPSCs es como una plastilina sin moldear: como las células madre embrionarias, la hiPSCs puede convertirse en casi cualquier tipo de célula en el cuerpo.

A diferencia de las células madre embrionarias, la hiPSCs empieza como una célula de forma completa de un tipo específico. En el caso de la investigación de Gepstein, la hiPSCs empezó como una célula de tejido.

Al accionar una serie de genes, Gepstein y sus colegas reprogramaron estas células en la forma de la hiPSCs (células de tejido), para después manipularlas y convertirlas en células del músculo cardiaco.

Cuando el equipo de Gepstein cultivó las nuevas células musculares en una placa de petri, en compañía de tejido de corazón, las dos células fueron regenerándose al unísono en un lapso de días.

Al transplantar el nuevo tejido en el corazón de unas ratas, observaron el mismo fenómeno.

«Lo que es interesante fue que las células pudieron integrarse con el tejido de la rata y contraerse en sincronía» dijo Gepstein al diario The Guardian. «Si pones las células dentro y se acoplan en tiempos diferentes, no podrías ver ninguna mejora en las funciones cardiacas, pudiendo incluso causar una peligrosa arritmia».

Los hallazgos se publicaron en la última edición de European Herat Journal.

Revista Muy Interesante

A %d blogueros les gusta esto: