Se aplicarán pruebas rápidas para detectar a personas con Covid-19

El seguimiento epidemiológico que se realizará como parte del ingreso a la nueva normalidad en la Ciudad de México incluye la aplicación de pruebas rápidas a “sectores representativos de la población”, con el propósito de detectar a personas con Covid-19 y proceder a su aislamiento para evitar que contagien a más personas, explicó la jefa del Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

En videoconferencia, señaló que la idea es analizar si es posible ampliar la aplicación de pruebas, si hay disponibilidad de las mismas y que estén aprobadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que permiten medir la positividad y negatividad del virus una vez iniciada la reapertura gradual de las actividades.

La titular del Ejecutivo local no descartó la posibilidad de aplicar pruebas serológicas, que miden la inmunidad de las personas frente a la enfermedad, aunque precisó que si bien la Cofepris ya aprobó algunas de este tipo, “tienen también sus limitaciones”.

Al respecto, el titular de la Agencia Digital de Innovación Pública, José Peña Merino, aclaró que no se trata de aplicar pruebas masivas, como señala el plan hacia la nueva normalidad que se presentó el miércoles, sino de incrementar el número de las que actualmente se hacen, como han hecho otros países al reiniciar actividades.

Señaló, por otra parte, que los esquemas 4×10 (cuatro días de trabajo presencial por 10 de resguardo en casa) y escalonamiento de horarios, previstos en el citado plan, se van a definir junto con las cámaras empresariales y no necesariamente se aplicarán en todos los sectores.

Explicó que el objetivo de esta estrategia, que también se aplica a nivel internacional, es que, al reactivarse la actividad económica, los centros de trabajo “no se conviertan en centros de rebrote de contagios” en caso de que algún empleado contraiga el coronavirus emergente (SARS-CoV-2); además, permitirá disminuir la saturación en el transporte público.

Precisó que la reapertura gradual de giros comerciales, como estéticas, salones de belleza y peluquerías, tendrá lugar cuando el semáforo epidemiológico llegue al color amarillo “por la intensidad de contactos” de dichas actividades.

En otro tema, Sheinbaum indicó que además de los comerciantes de tianguis, bazares y concentraciones, en el programa del gobierno federal de créditos por 25 mil pesos se incluirá a taxistas y meseros de la ciudad; en el segundo caso, especialmente los que son contratados para eventos especiales.

Informó que la capacidad hospitalaria para la atención de enfermos con Covid-19 alcanzó una ocupación de 80 por ciento, aunque señaló que a partir de hoy habrá un incremento de camas en hospitales de las secretarías de Salud federal y de la Defensa Nacional ubicados en la capital del país.

A %d blogueros les gusta esto: