Ciudad Capital
playa

Reabren playas de Solidaridad al público en la Riviera Maya

Al fin se reabrieron este jueves las tres primeras playas para disfrute público general en Quintana Roo.

Se trata de Punta Esmeralda, Playa 88 y Xcalacoco en la Riviera Maya, que forman parte de un programa piloto del gobierno municipal de Solidaridad, en el que se extrema la vigilancia y se aplican estrictas condicionantes de distanciamiento social para evitar contagios de Covid-19.

En todos estos lugares se pusieron filtros policiacos para cuidar las medidas preventivas impuestas.

En Punta Esmeralda, se combinaron elementos de la policía municipal y Guardia Nacional, en tanto que personal del ayuntamiento de Solidaridad revisaba a quienes pretendían ingresar a la playa, para cerciorarse de que no llevaran bebidas alcohólicas, portaran sus cubrebocas y que los grupos no excedieran las cinco personas.

Emmanuel Hedding, subdirector operativo de Protección Civil del ayuntamiento de Solidaridad, explicó que habrá seis elementos en los filtros de revisión de las tres playas, para dar indicaciones a quienes ingresen y para mantener una distancia de cinco metros entre cada grupo de visitantes.

También se desplegarán policías a pie, en cuatrimotos, bicicletas y patrullas, esto con el fin de evitar el exceso de aforo de 500 visitantes en Punta Esmeralda y Playa 88, así como el de 150 personas en Xcalacoco, además de que se respete estrictamente el horario de 9 a 16 horas los siete días de la semana en que permanecerán abiertas las tres playas.

El cierre de playas en Quintana Roo generó una gran polémica, pues estuvieron por más de dos meses cerradas al público en general pero estuvieron abiertas para los turistas hospedados en hoteles a partir del pasado 8 de junio en que estos reabrieron.

A principios de julio de este año, Carlos Orvañanos Rea, vocero del plan de reactivación del gobierno de Quintana Roo, dijo que esta medida se mantendría pese a las críticas que se habían generado a nivel nacional y pese al pronunciamiento de la Secretaría de Turismo federal por la exclusión que esto suponía para el resto de la población.

“El mismo gobernador lo ha dicho, se ha platicado con los hoteleros, hoy por hoy el semáforo naranja prohíbe el uso de las playas públicas y esa es la regla hasta que no demos paso a otro color del semáforo.

La reapertura de playas en Playa del Carmen también es un adelanto al cambio de color en el semáforo estatal, el cual según el gobernador, Carlos Joaquín González, está próximo a cambiar a amarillo.

El Economista

A %d blogueros les gusta esto: