Ciudad Capital
durazo

Purga de Durazo a mandos que tuvieron nexos con García Luna

Por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, destituyó a “varios” directores generales y de área que tuvieron nexos con el ex titular de la dependencia, Genaro García Luna, preso en Estados Unidos, por sus presuntos vínculos con el cártel de Sinaloa.

En entrevista en Palacio Nacional, Durazo mencionó ayer que la revisión se hizo en el equipo de colaboradores de alto nivel, a partir de la detención de García Luna, porque “pudieran representar un enclave en las dependencias de seguridad”. A los destituidos, aclaró, no necesariamente se les fincarán cargos.

El Presidente dio a conocer la instrucción que dio a Durazo en su conferencia de prensa, tras preguntarle si se indaga a Alfredo Higuera Bernal, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, y a su hermano Gilberto, fiscal general de Puebla, por presunta vinculación con García Luna.

“Sí, lo que corresponde a nosotros; yo di una instrucción que todos los vinculados al caso García Luna se les revisara su situación, se evaluara en qué participaron” para evitar tener servidores públicos “con esas características”.

Pidió tener cuidado para “no cometer ninguna injusticia, sino ver quiénes estuvieron cerca y se presume que fueron cómplices, guardaron silencio o fueron subordinados”, para “no afectar nuestro gobierno”.

Lo peor que puede haber es la impunidad, añadió. “Imagínense que los encargados de garantizar la seguridad estén involucrados con las bandas de la delincuencia, pues así ya no hay ninguna posibilidad, es sálvese el que pueda, pecho a tierra”.

Acerca de los hermanos Higuera Bernal, Durazo dijo que “no corresponden al ámbito de la SSPC”.

Insistió en que si el ex secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón “está en el banquillo de los acusados por la justicia estadunidense, nosotros debemos tomar nuestras previsiones para que ninguna persona vinculada a él forme parte del equipo de trabajo”, porque los riesgos de su permanencia “serían altos”.

La Jornada

A %d blogueros les gusta esto: