Ciudad Capital
playa

Preparan consorcio en Chetumal para obras del Tren Maya

Un consorcio de 20 empresas está en fase de conformación para poder beneficiarse mediante subcontrataciones con una parte de las obras que generará el Tren Maya en el sur de Quintana Roo.

Se trata de firmas afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), que al no contar por sí solas con la solidez financiera para participar directamente en las licitaciones, se están agrupando para conformar un consorcio que les permita ser tomadas en cuenta en la subcontratación de obra que se espera hagan las empresas internacionales ganadoras de las licitaciones que lanzará el gobierno federal para el tramo Tulum-Chetumal.

Así lo explicó Amir Efrén Padilla Espadas, quien hasta la semana pasada fungió como presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de la zona sur del estado.

El colegio, dijo, ha proyectado que las obras ferroviarias generen en Chetumal y Bacalar alrededor de 20,000 empleos, “los cuales exigiremos que en primer lugar beneficien a empresas y mano de obra local”.

Se espera mucho trabajo en la preparación del sitio y el trazado de la vía, para la cual aún no hay definición, puesto que los propios funcionarios del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) les han comentado que en Bacalar tienen al menos tres diferentes opciones para la ubicación de la estación ferroviaria y el trazo de la vía, derivado del estancamiento en las negociaciones con los ejidatarios, quienes no han aceptado los términos en los que la Federación pretende incorporarlos al proyecto.

Derivado de las dificultades que se están presentando en Bacalar, Padilla Espadas refirió que la licitación para el tramo Tulum-Chetumal se lanzará hasta el 2021, según les han confirmado representantes del Fonatur, lo cual les daría margen de tiempo para conformar el consorcio de empresas locales.

Comentó que existe capacidad a nivel local para realizar desde trabajos de mecánica de suelos, introducción de drenaje y energía eléctrica, preparación de sitio, entre otras labores que previsiblemente requerirá el tendido de la vía y la construcción de las dos estaciones que están anunciadas para la zona tanto en Bacalar como en Chetumal, donde además se construirán talleres para el mantenimiento de los trenes.

Todas son empresas que formarán parte del consorcio y están asentadas en Chetumal, pero la CMIC ha solicitado no difundir nombres hasta que se concrete legalmente la unión mediante un acta constitutiva.

El Economista

A %d blogueros les gusta esto: