Pablo Lyle ya está como ilegal en EEUU y podría ser deportado

Si Pablo Lyle permanece en Estados Unidos está violando la ley federal, pues su visa de turista ya venció, pero si regresa a México estaría violando la orden de la corte que lo tiene en arresto domiciliario.

Así explicó el abogado Carlos González, al programa Ventaneando, la situación legal del actor mexicano en Estados Unidos.

Lyle se presentó a una nueva audiencia en la corte de Miami-Dade, ayer por la mañana, y no hubo respuesta a la petición que sus abogados hicieron a la juez Marlene Fernandez-Karavetsos para que le permita viajar a México.

Tras hacer unas preguntas relacionadas con el estatus migratorio de Lyle y escuchar a la fiscal, Rachel Morales, sobre el temor de que el actor no vuelva a EEUU para continuar con su caso, Fernandez-Karavetsos dijo que emitirá su decisión el próximo miércoles 22 de enero.

Según el abogado entrevistado por Ventaneando, Lyle tiene grandes posibilidades de regresar a México, pues no ha sido declarado culpable ni ha iniciado un juicio en su contra por homicidio involuntario.

Lyle tiene una visa de turista, que es sólo por seis meses, y ya lleva diez meses en Estados Unidos. “Ya debería haber sido deportado… ya está como ilegal”, explicó González.

Añadió que se puede presentar una moción pidiendo que le extiendan la visa. “Si se queda está violando la ley federal y si se va está violando la orden de la corte que lo tienen en arresto domiciliario”.

Entonces, el abogado considera que Fernandez-Karavetsos permitirá a Lyle viajar a México para que no viole una ley, aunque “lo peor que pueda pasar es que le diga que no puede regresar. Si él no regresa lo van a deportar y no puede volver; si él no vuelve, el caso no se va a cerrar. Si algún día lo encuentran culpable no podrá volver a Estados Unidos”.

Pero como eso no tendría sentido, el abogado planteó otro escenario en el que la juez espere a la decisión que tome la corte de inmigración respecto del estatus de Pablo Lyle.

Por ahora, el caso del actor se encuentra en espera de la resolución de la corte de apelaciones, pues el anterior juez del caso, Alan Fine, le negó la posibilidad de argumentar defensa propia (“Stand Your Ground”), porque él no sabía si el hombre agredido por Lyle pensaba atacarlo a él y a su familia.

Pero lo que la ley dice es que una persona tiene el derecho de defenderse si se siente amenazado o teme que le pase algo a su familia.

Dependiendo de lo que la corte de apelaciones decida, el caso podría seguir adelante e ir a juicio o Lyle podría quedar exonerado.

Tras la audiencia de ayer, Philip Reizenstein, uno de los abogados del actor, dijo a los medios de comunicación presentes, acerca del temor de que Pablo no regresara a Estados Unidos para enfrentar su juicio: “Es una estrella de cine internacional. ¿En dónde se va a esconder?”.

El mismo abogado publicó en su cuenta de Twitter un mensaje para defender a Lyle. “#Pablolyle es presunto inocente. Ha hecho todas las apariciones en la corte. Antes de que la fiscalía pueda atraparlo, tienen que pasar por mí. #novaapasar. Se le debe permitir regresar a casa para trabajar y estar con su familia.”

Lyle se encuentra en problemas legales en Estados Unidos desde el pasado 31 de marzo, cuando agredió en Miami a un hombre de 63 años, llamado Juan Ricardo Hernández, que murió días después del incidente.

Desde el inicio del proceso, Lyle argumentó que actuó en defensa propia.

MSNEntretenimiento

A %d blogueros les gusta esto: