Ciudad Capital
adolfo

Nace Adolfo Bioy Casares, uno de los escritores argentinos más influyentes

Adolfo Bioy Casares (15 de septiembre de 1914 – 8 de marzo de 1999) escritor y exponente de la literatura fantástica universal. Nació en Buenos Aires, Argentina. Creció dentro de una familia de hacendados, su padre quien era el encargado se llamó Adolfo Bioy Domecq y su madre Marta Ignacia Casares Lynch. Cuando se encontraba en la etapa infantil su familia se trasladó al barrio de Recoleta, habitado por familias patricias, allí vivió la mayor parte de su vida. gozó de una formación académica y cultural importante, se dedicó a la literatura. Escribió su primer relato, titulado Iris y Margarita, con tan solo once años.

Realizó la secundaria en el Instituto Libre de Segunda Enseñanza de la Universidad de Buenos Aires. Pero la cambió por la carrera de Derecho, Filosofía y Letras. Pero nuevamente abandonó sus estudios porque el ambiente universitario le parecía monótono y poco interesante. Se fue a vivir a una estancia de sus padres, se alejó de cierto modo del mundo y se dedicó a escribir. Además, leyó sobre literatura universal. El joven escritor manejaba de manera fluida el inglés, el francés y el alemán. Entre 1929 y 1937 Bioy publicó algunos libros: Prólogo, 17 disparos contra lo porvenir, Caos, La nueva tormenta, La estatua casera, Luis Greve, muerto. Esta luego fue odiada por él, exigió que no se reeditara a partir de 1940.

El argentino pronto se vinculó culturalmente al círculo cosmopolita de la revista Sur; allí conoció a Jorge Luis Borges quien fue una persona clave en el desarrollo de su carrera literaria. En 1932 también conoció a Victoria Ocampo, y a su hermana Silvina Ocampo, de quien se enamoró y luego se convirtió en su esposa. La estrecha amistad con Borges dio origen a una serie de obras escritas en colaboración y firmadas con los seudónimos de B. Suárez Lynch, H. Bustos Domecq, B. Lynch Davis y Gervasio Montenegro, algunas de las obras fueron: Seis problemas para don Isidro Parodi (1942), Dos fantasías memorables (1946), Un modelo para la muerte (1946), Crónicas de Bustos Domecq (1967) y Nuevos cuentos de Bustos Domecq (1977). Fueron autores de los guiones cinematográficos, Los orilleros y El Paraíso de los creyentes (ambos de 1955).

Bioy publicó su obra más famosa y un clásico de la literatura contemporánea titulada La invención de Morel (1940). Ambientada en una isla desierta, en la trama el lector puede sentir el delirio, la pasión amorosa y la inmortalidad. Un fugitivo, cuyo nombre no se conoce, llega a una isla en la que vive Faustine, mujer de la que se enamora, pero no es capaz de decirlo y solo se limita a contemplarla. Allí el científico Morel había inventado una máquina capaz de reproducir las impresiones de todos los sentidos, pero para poder recrear un ser humano, éste antes tiene que morir. El fugitivo pone en marcha la máquina. Como estaba sentenciado, muere, y su imagen es reproducida por la maquina lo que lo convierte en un hombre inmortal.

Es sabida que la década de los 40 demuestra un cambio en el estilo del argentino, y por ello, se mostró en contra de su obra anterior. Los títulos que reflejan dicho cambio son: La trama celeste (1944), El perjurio de la nieve (1948) y Las vísperas de Fausto (1949), además de la novela Plan de evasión (1945). Ahora bien, en colaboración con su mujer escribió la novela policíaca Los que aman, odian (1946); como lo mencionamos anteriormente, codirigió con Jorge Luis Borges la prestigiosa colección del género El Séptimo Círculo y los tres compaginaron la Antología de la literatura fantástica (1940).

Diez años después salió a la luz los cuentos de Historia prodigiosa (1956) y Guirnalda con amores (1959). El sueño de los héroes (1954), una de sus mejores novelas, narra cómo una pandilla de busca aventuras en Buenos Aires durante los tres días del carnaval. Luego siguen libros como Diario de la guerra del cerdo (1969), Dormir al sol publicado en 1973, basada en un informe que Lucio Bordenave escribe en un sanatorio frenopático. Vemos un cambio en El lado de la sombra (1962) donde mezcló audazmente humor, ironía y parodia. Cinco años después escribe El gran Serafín y El héroe de las mujeres.

Su obra es muy numerosa, luego de ese periodo fue autor de: La aventura de un fotógrafo en La Plata, los cuentos de Historias desaforadas, Una muñeca rusa, Un campeón desparejo; Infancia, adolescencia y cómo se hace un escritor (1994) basados en su vida, De jardines ajenos, y el volumen de cuentos Una magia modesta (1998). Lo anterior ha generado que Adolfo Bioy Casares haya sido considerado como uno de los autores más relevantes de la literatura argentina del siglo XX. Por lo anterior recibió varios premios y condecoraciones, como el Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) y el Premio Cervantes en 1990.

Fue Miembro de la Legión de Honor de Francia (1981) y Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires (1986). Varias de sus obras han sido adaptadas al cine: El perjurio de la nieve, Diario de la guerra del cerdo y El sueño de los héroes. Fue uno de los primeros escritores es atreverse a caminar por el género fantástico; su obra es un referente insoslayable para los futuros escritores. Además, es admirado porque su prosa es una de las más exquisitas y elegantes de la literatura latinoamericana. El escritor argentino falleció el 8 de marzo de 1999.

Historia-Biografía.-com

A %d blogueros les gusta esto: