Muere Luke Perry, actor de Beverly Hills, 90210

Luke Perry, uno de los protagonistas de la exitosa serie de la década de los 90, Beverly Hills 90210, falleció a los 52 años de edad.

A pocos días de que se anunciara un remake de la serie de adolescentes en conflicto, la alegría de sus seguidores duró poco pues el actor sufrió un derrame cerebral el pasado miércoles 27 de febrero.

Quien dio vida a Dylan McKay permaneció bajo observación desde su improvisada hospitalización, de la que no se ofrecieron detalles y solo se supo que una ambulancia lo recogió en una casa del área de Sherman Oaks en Los Ángeles.

Nacido y criado en Fredericktown, Ohio, Perry saltó a la fama junto a Jason Priestley como galán de la serie que se transmitió de 1990 al 2000.

También ha aparecido en un puñado de películas, como The Fifth Element (“El quinto elemento”), 8 Seconds (“8 segundos) y American Strays. Trabajó en el drama carcelario de HBO Oz y le prestó su voz a series animadas como The Incredible Hulk y Mortal Kombat. En años recientes actuó en las series Ties That Bind y Body of Proof.

El mismo día que fue hospitalizado, Fox TV anunció que transmitirá seis nuevos episodios de “90210” con la mayoría de los actores del elenco original, pero Perry no estuvo entre ellos.

Se suicida Keith Flint, integrante de The Prodigy

Los miembros de The Prodigy, Liam Howlett y Maxim Reality han confirmado la muerte de su compañero Keith Flint a través de las redes sociales.

“Con el más profundo shock y tristeza confirmamos la muerte de nuestro hermano y mejor amigo. Un auténtico pionero, innovador y leyenda. Será añorado por siempre. Os damos las gracias por respetar la privacidad de todos los afectados en este momento”, dice el grupo en un breve comunicado en Facebook recogido por Europa Press.

Proc/JFIF/EFE-Calidad:Excelente

En un post en Instagram firmado por Howlett, éste añade: “La noticia es cierta. No puedo creer que esté diciendo esto, pero nuestro hermano Keith se quitó la vida durante el fin de semana. Estoy en shock, jodidamente enfadado, confuso y con el corazón roto”.

El cuerpo sin vida de Keith Flint fue encontrado en su casa de la localidad inglesa de Dumnow (Essex) a primera hora de la mañana de este lunes 4 de marzo.

Según informan diarios británicos como The Independent y Metro, la policía no estaba tratando el deceso del músico de 49 años como sospechoso de algún tipo de crimen.

“Recibimos una llamada preocupada por el bienestar de un hombre en una dirección en Brook Hill a eso de las 8:10 de la mañana”, relataba un portavoz de la policía de Essex a The Sun.

Y aún añadía este portavoz: “Al llegar, tristemente, un hombre de 49 años fue declarado muerto en el lugar. Sus familiares han sido informados”.

Excélsior

Total
0
Shares
Compartir ....
Share on Facebook
Facebook