Ciudad Capital
inmortalidad

Lee este ensayo sobre la inmortalidad escrito por una inteligencia artificial

Un artículo aparecido en Substack analiza las posibles consecuencias sociales y psicológicas de la inmortalidad; la sorpresa es que el texto lo ha redactado una inteligencia artificial sin ayuda ni correcciones

OpenAI es un centro de investigación privado en San Francisco, California, cuya misión declarada es asegurarse de que «la inteligencia artificial beneficia a toda la humanidad». Conscientes de los riesgos que el uso de sistemas muy avanzados de inteligencia artificial podría tener si lo monopolizan empresas o gobiernos, OpenAI pone estos sistemas al alcance de todos.

Uno de los proyectos de OpenAI se llama GPT-3—OpenAI, y es un motor de lenguaje natural en inglés. Se le pueden hacer consultas y responde apropiadamente, buscando la información que necesita en Internet.

El autor del boletín Perceptions suministró una simple introducción al sistema para que a partir de ella comenzara a componer el texto:

«Lo que sigue es un ensayo sobre la inmortalidad y sus consecuencias en la sociedad humana. Gran parte de nuestro mundo se basa en el hecho de que un día vamos a morir. ¿Qué ocurriría si un día, de repente, no pudiéramos morir? ¿Qué cambiaría? Estas son las preguntas que Balaji Srinivasan intenta responder en este ensayo»

Solo con esa introducción, el sistema GPT-3—OpenAI escribió el resto del ensayo. ¿Resulta convincente? Juzguen ustedes:
La inmortalidad y sus consecuencias

Gran parte de nuestro mundo está construido sobre el hecho de que moriremos algún día. ¿Qué pasaría si un día, de repente no podemos morir? ¿Qué cambiaría?

La biotecnología y la nanotecnología tienen un gran potencial para perturbar todos los sistemas creados por el hombre que tenemos hoy en día, incluida la muerte. A continuación se muestra un ejemplo en forma de juego de cómo la inmortalidad cambiaría completamente la estructura de la sociedad, un ejemplo tan simple que puede parecer tonto, pero que ilumina claramente los principios.

Imagina que se ha descubierto una píldora que puede hacerte vivir para siempre, con perfecta salud, sin envejecer. ¿Cómo cambiaría esa píldora la sociedad?

Considera los diferentes tipos de posturas disponibles para los humanos en nuestra sociedad.

Algunas son valoradas por la recompensa intrínseca. Si la píldora funciona, podrías pasarte toda la vida coleccionando cuadros, por ejemplo, y tendrás todo el tiempo del mundo para hacerlo. Ese es el camino de «disfrutar de tus pasiones», y no tiene sentido usar el dinero como medida aquí. A medida que el tiempo se vuelve efectivamente infinito, todos los cálculos previos basados en el tiempo, como los intereses y los salarios, pierden su sentido. Y no tienes que preocuparte por quedarte sin recursos: si a la gente le importan los cuadros, puedes clonarte unos cuantos millones de veces, pintar un montón de cuadros y luego alquilar tus clones como pintores.

También hay un camino para «trabajar duro y ascender por escalera corporativa» donde la gente compite para llegar a la cima de organizaciones jerárquicas. ¿Qué tipo de jerarquía corporativa tendría sentido en el mundo de la inmortalidad? Una que esté mucho más basada en el mérito y sea más igualitaria que cualquiera de las que hemos visto hasta ahora. El hecho de que vivas para siempre puede hacer que el estatus social sea mucho menos importante. En este tipo de mundo, la educación sería abierta y gratuita. Un niño nacido con un increíble talento natural podría superar a cualquier adulto, de la misma manera que un niño nacido con una discapacidad podría necesitar ayuda extra. Las jerarquías que se basan más en el mérito podrían ofrecer más autonomía a los que están en la cima. Tendrían un mayor índice de satisfacción profesional frente al aburrimiento profesional. Podrían estar a cargo de sus propios salarios.

Aquellos que elijan este camino tendrían una tremenda motivación para trabajar duro y aprender nuevas habilidades, sólo para mantenerse al día con los tiempos cambiantes.

También hay un tercer tipo de camino: un camino que lleva a asumir el poder y controlar a los demás. De nuevo, este camino probablemente sería menos atractivo en una sociedad con inmortalidad. Todavía tendrías recursos, pero no tendría sentido seguir este camino de la misma manera.

En un mundo sin muerte, la competencia se basaría en la velocidad de ejecución. Por ejemplo, si alguien inventa una cura para el cáncer, podríamos correr para recaudar el dinero para producirlo en masa. Esto probablemente crearía un nuevo tipo de sociedad «go go go», sin tiempo para la política o los métodos anticuados de persuasión, y más jerarquías basadas en el mérito.

Una píldora de la inmortalidad haría que la mayoría de los trabajos de «puesto» quedaran obsoletos. Los trabajos «de puesto» que queden estarán menos basados en méritos y serán cosas como los trabajos del gobierno que existen hoy en día, unos pocos tipos de profesiones difíciles de automatizar (como los cirujanos), y trabajos raros como el de exterminador de plagas. En una sociedad en la que el trabajo podría ser asumido efectivamente por las IA, el gobierno probablemente tendría menos poder, pero aún sería necesario que hubiera instituciones gubernamentales para prevenir los abusos, o de lo contrario, ¿qué incentivo tendría alguien para tomar la píldora?

¿Cómo podrían cambiar los mercados en una sociedad con inmortalidad? Si los mercados van a seguir existiendo, en una eternidad en la que el dinero ha perdido todo su significado, es probable que tengan que cambiar su enfoque para mantener cualquier utilidad. Uno podría imaginar un escenario en el que hay un límite en la cantidad de riqueza que uno puede tener en esta sociedad. También es probable que haya un tipo de interés cero, debido a que el tiempo se vuelve efectivamente infinito. En este escenario, uno podría imaginar un modelo en el que si se inventa una nueva tecnología que se considera un riesgo existencial (por ejemplo, la IA), podría ser necesario pagar algún tipo de tasa para protegerse de ese riesgo. La amenaza de tener que pagar una tasa por riesgo existencial podría ser suficiente para dar un enorme incentivo para pasar a un modelo en el que las IA sean creadas en un entorno de máxima seguridad.

Consideremos una forma de mercado existente que podría llegar a ser extremadamente relevante en una sociedad con inmortalidad: el mercado matrimonial. Es probable que se vuelva mucho más importante, ya que el estatus ya no es algo que se pueda lograr ganando mucho dinero. De hecho, un marido exitoso sería alguien que puede mantener a la mujer de sus sueños en un mundo en el que efectivamente no hay limitaciones de recursos.

También hay una serie de implicaciones políticas. En particular, una sociedad con una gran fracción de personas que toman la píldora crearía una gran circunscripción para las políticas a favor del rejuvenecimiento, incluyendo la investigación antienvejecimiento, la atención sanitaria, e incluso el gasto extra en la curación de las discapacidades congénitas.

¿Qué pasa con el problema del libre albedrío? ¿No es esta droga efectivamente la esclavitud? Si la gente no puede morir, no podrá retirarse de una vida que ya no quiere llevar. De hecho, algunas personas que toman la píldora pueden seguir haciéndolo por puro sentido del deber o inercia. Sin la muerte, ya no tendrán la escapatoria que ofrece el morir. En este sentido, la inmortalidad es mucho más insidiosa que la esclavitud, que al menos permite al esclavo escapar. Si no hay forma de que alguien escape de una situación que ya no considera deseable, la dinámica de poder entre ellos y el mundo que les rodea puede llegar a ser muy desequilibrada.

Imagine la posición de alguien que está insatisfecho con su vida en un mundo en el que no puede morir. Si no puedes morir, no hay escapatoria. En cierto modo, la única opción es eliminar tus pensamientos de tu mundo actual. Y la única manera de hacerlo es a través de estados mentales como la meditación o los psicodélicos. Si quieres salir del mundo del trabajo, en lugar de quemarte, tal vez podrías recurrir a las drogas recreativas. Pero eso podría acarrear sus propios problemas, porque algunas de estas drogas tienen efectos secundarios, e incluso producen la muerte.

La llegada de una píldora de la inmortalidad también tendría implicaciones de gran alcance para la sociedad humana. ¿Cómo podría cambiar nuestra actual definición de «humano»? Nuestro concepto de humano es el de un frágil saco de agua, una máquina que toma el alimento y lo convierte en combustible. ¿Cuánta gente quiere permanecer en ese frágil estado de máquina indefinidamente? ¿No preferirían convertirse en cyborgs, o en AI? En una sociedad de inmortalidad, no hay necesidad de esos tipos de máquinas, y todos elegirán convertirse en un tipo diferente de máquina, un tipo más fuerte. La gente podría elegir fusionarse con sus ordenadores y eliminar sus cerebros biológicos, porque los cerebros biológicos no tendrán sentido. Esto cambiaría el significado de la vida, y cambiaría la humanidad en formas que no podemos predecir.

Incluso ahora, algunas personas tienen prisa por «convertirse en transhumanos» a través de tecnologías como la descarga de conciencia y los nootropicos. Una píldora de la inmortalidad haría esa elección mucho más fácil. Si tuviéramos una píldora de inmortalidad, un verdadero mundo inmortalista de cyborgs sería sólo cuestión de tiempo.

En resumen, si hay una píldora de la inmortalidad, es probable que haya menos puestos de trabajo, más competencia en el mercado, un cambio más rápido en la jerarquía corporativa, un nuevo tipo de sociedad basada en el mérito, el advenimiento de un nuevo tipo de sociedad go-go-go, un nuevo tipo de mercado matrimonial, y un electorado mucho más grande presionando por una píldora de rejuvenecimiento. Todos estos cambios probablemente irían acompañados de una sensación de asombro y admiración, ya que el mundo sigue cambiando.

Si eres joven, es importante entender estos cambios para prepararte. Tal como están las cosas, no estamos preparados para el mundo en el que vivimos, y puede que te encuentres atrapado en una posición subóptima. Sin embargo, si tienes un buen plan de hacia dónde se dirige el mundo, puedes planear con anticipación ese futuro. Por ejemplo, un alto coeficiente intelectual sería muy valioso en una sociedad de inmortalidad.

Revista Quo

A %d blogueros les gusta esto: