Ciudad Capital
rey

Juan Carlos I dice que ex amante no le sirvió de testaferro

El rey emérito español Juan Carlos asegura que una ex amante suya, protagonista de unas acusaciones de corrupción que lo obligaron al exilio, no le sirvió de testaferro para disimular su fortuna, en una carta fechada en 2018 y publicada este viernes por la prensa española.

Corinna Larsen, amante de Juan Carlos entre 2004 y 2009, reconoció que más adelante recibió de él una abultada donación, cifrada en 65 millones de dólares por una investigación del diario suizo La Tribune de Geneve.

En una entrevista difundida el jueves por la BBC, Corinna afirma que el rey emérito, quien abdicó en 2014, le hizo este “regalo extraordinariamente generoso” en agradecimiento por su amistad y por “cuidar de él”, así como para garantizar su futuro y también por cariño a un hijo de ella.

Corinna Larsen, una empresaria de origen danés, que tomó el apellido de un ex marido alemán, el príncipe zu Sayn-Wittgenstein, está siendo investigada en Suiza a propósito de unos fondos depositados en este país por el ex jefe del Estado español, en concreto 100 millones de dólares recibidos de Arabia Saudita en 2011.

Junto a ella están siendo investigados otros sospechosos.

El fiscal suizo sospecha que la donación de 65 millones de dólares a Corinna Larsen tendría por objetivo ocultar la cantidad restante de los 100 millones de dólares inicialmente pagados por los saudíes.

Si fuera el caso, y si el dinero fuera de origen ilícito, sería culpable de un delito de blanqueo de capitales, un delito que ella niega categóricamente.

La publicación de la carta, fechada el 12 de agosto de 2018, poco después de que se filtraran en la prensa española unas grabaciones donde Corinna Larsen acusa a Juan Carlos de corrupción, abunda así en la tesis de la inocencia de ésta.

La carta del rey emérito español está redactada en francés y dirigida a un colaborador suyo en Suiza, el abogado Dante Canonica. En ella, Juan Carlos, jefe de Estado entre 1975 y 2014, asegura que la donación hecha en favor de Corinna en 2012 era “irrevocable”, y que él nunca buscó recuperar el dinero entregado a ella.

“No recibí de ella ninguna devolución. Además, nunca lo solicité”, escribe don Juan Carlos en la misiva.

“Por tanto, la señora Corinna zu Sayn Wittgenstein nunca llevó dinero por cuenta mía, al contrario de lo que ha podido indicarse en la prensa española”, escribe el ex monarca.

La publicacón de la carta se produjo al día siguiente de la entrevista en la BBC, donde Corinna Larsen dijo que el rey “confirmó que nunca pidió recuperar el dinero, y que yo nunca gestioné dinero por él”.

El escándalo suscitado por las revelaciones de la ex amante dio lugar a la apertura de investigaciones judiciales en Suiza y España. Y empujó al rey emérito, padre del actual monarca Felipe VI, a exiliarse desde el 3 de agosto en Emiratos Árabes Unidos.

Juan Carlos, de 82 años, hizo saber no obstante que se mantiene a disposición de la justicia.

La Jornada

A %d blogueros les gusta esto: