Ciudad Capital
ventas

IP de Puebla reporta ventas bajas tras reactivación económica

Con la reactivación económica que se dio el viernes pasado, los sectores de comercio, restaurantes y negocios en plazas comerciales apenas han alcanzado ventas de entre 20 y 30% en promedio, lo cual consideraron los empresarios que no es positivo y está marcando la tendencia de que así estarán por lo menos tres meses como efecto de la pandemia de Covid-19.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, Marco Antonio Prósperi Calderón, sostuvo que con ese panorama, las condiciones serán de subsistencia y con el riesgo de que continúen cerrando negocios por la falta de liquidez, que tampoco pueden resolver, porque los bancos se han cerrado a prestar dinero a los sectores que consideran de alto riesgo como son comercios y restaurantes.

Refirió que, de haber abierto desde junio pasado, la situación hubiera sido distinta para los pequeños y medianos empresarios, pero no ocurrió así y tras cuatro meses de paros se dio la autorización para la reactivación de negocios que están en números rojos.

El representante de 7,600 negocios dijo que los establecimientos del Centro Histórico son los que están en una situación de desventaja, ya que al reabrir se encontraron con el comercio informal desbordado sin que el ayuntamiento, que cumplirá dos años el 15 de octubre, tenga una estrategia para retirarlo y que en esta pandemia es exigible que lo haga, porque representa un foco de contagio.
Reapertura al público a 30%

Por su parte, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, admitió que siguen con ventas de 20% aún con la reactivación económica, porque de los más de 500 socios, sólo 30% pudo reabrir porque tienen terrazas, patios y zonas para instalar mesas al aire libre.

El resto de los negocios siguen vendiendo para llevar o hacen entregas a domicilio a través de distintas plataformas tecnológicas, porque sus locales no cuentan con los requisitos necesarios para reabrir, expuso.

No obstante, recordó que son 900 establecimientos del sector los que quebraron en junio por los paros que se hicieron desde el 30 de marzo, cuando se emitió la declaratoria de emergencia sanitaria, lo que trajo 6,000 empleos perdidos, sin que haya condiciones para recuperarlos.

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales de Puebla (ACECOP), Andrés de la Luz Espinosa, con 65 afiliados que tienen 5,000 locales, comentó que los negocios reportan bajas ventas aún con los descuentos y promociones que están ofreciendo, lo que muestra que las personas no quieren gastar por la difícil situación económica y tampoco hay una afluencia importante, debido a que sólo deben recibir a 30% de personas con base en la capacidad de cada complejo, porque así lo ordenaron las autoridades.

Indicó que a los negocios les urge mejorar las ventas rápido para abastecerse de mercancía y cubrir sus costos de operación, entre los cuales están las rentas, que se congelaron desde mayo, es decir, deben tres meses, las cuales administraciones de los centros comerciales dan oportunidad de pagar en plazos para que no se descapitalicen.

Estimó que hasta noviembre podrían ver mejoras en las ventas con el Buen Fin, pero dependerá del comportamiento social durante la pandemia, para que se reduzcan los contagios de Covid-19.

El Economista

A %d blogueros les gusta esto: