¿Existe la realidad?: el experimento que comprueba por primera vez que a nivel cuántico no hay hechos objetivos

En la vida diaria hay hechos indiscutibles.

Por ejemplo, si dos personas observan una pelota de tenis, ambos aceptarán que es una esfera. O si lanzan una piedra, no podrán negar que volará por los aires y luego caerá al suelo.

Esos son “hechos” y conforman lo que llamamos “realidad”. Son cosas que seguirán siendo ciertas, sin importar quién las observe, o incluso si nadie las observa.

El asunto, sin embargo, se complica cuando nos trasladamos a escalas nanométricas en las que, según la física cuántica, la reglas que rigen nuestro mundo parecen no aplicarse de la misma manera.

A ese nivel, suceden cosas extrañas que hasta ahora solo se han formulado de manera teórica, pero un grupo de investigadores afirma que, por primera vez, lograron demostrar en un experimento que a nivel cuántico no existen los “hechos objetivos” y que la realidad depende de quien la mire.

Puntos de vista

La teoría cuántica sostiene que el observador de un hecho influye en la manera en que ese hecho es percibido.

Es como decir que una misma pelota de tenis, para alguien puede ser una esfera pero para otro un cubo.

Para comprobarlo, físicos de la Universidad Heriot-Watt en Escocia, idearon un experimento que involucró cuatro observadores: Alice, Amy, Bob y Brian.

Estos personajes no son personas, en realidad son cuatro sofisticadas máquinas en un laboratorio.

La prueba consistió en que a Alice y Bob recibían un mensaje, que en este caso fue un fotón, que es una partícula cuántica de la cual está compuesta la luz.

Luego, Alice y Bob enviaban ese fotón a Amy y Brian, es decir le transmitieron el mensaje.

Y aquí va lo sorprendente: a pesar de que Alice y Bob le enviaron la misma información a Amy y Brian, estos dos últimos tuvieron la posibilidad de interpretarlo de una manera diferente.

El proceso es bastante complejo, pero es como si se formara un teléfono roto en el que un mismo mensaje se transforma a medida que pasa de una persona a otra.

Esto resultado está relacionado con un concepto de la mecánica cuántica, que dice que las partículas pueden entrelazarse y cambiar depende dependiendo “quién” las mire.

Para entender mejor las implicaciones de experimento, en BBC Mundo conversamos con el físico Alessandro Fedrizzi, líder de la investigación, quien trabaja como profesor en el Instituto de Fotónica y Ciencias Cuánticas de la Universidad Heriot-Watt.

BBC

Total
0
Shares
Compartir ....
Share on Facebook
Facebook