Ciudad Capital
armadora

Empresas poblanas deberán tomar recursos de sus inversiones para cerrar el año

Las industrias deberán tomar recursos de sus inversiones consideradas para este año, a fin de aguantar los meses que faltan para el pago de nómina y compra de suministros, debido a que las ventas cayeron hasta 50% en los cuatro meses y medio de paros por la pandemia de Covid-19.

El vicepresidente de Sectores de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) local, Luis Espinosa Rueda, comentó que es obligatorio que las empresas lo hagan, porque de lo contrario deberán recurrir a préstamos bancarios, mismos en los que están poniendo muchas trabas para otorgarlos.

Estimó que entre 20 y 30% debe tomar sus inversiones para hacer frente a la falta de ventas, que cayeron desde abril a lo que va de agosto, cuya mejora esperan que se dé en los últimos dos meses del 2020, pero no es seguro porque se puede volver al confinamiento si aumentan los casos de Covid-19.

“Con el autofinanciamiento se cuidarán empleos, que al menos en las empresas afiliadas al organismo, no reportaron despidos sino sólo recortes de salarios máximo a la mitad y en acuerdo con la base trabajadora”, ahondó.

También, dijo, están pagando deudas por insumos que no se dejan de requerir para fabricar tras reactivarse los sectores industriales de otros estados que tienen a Puebla como uno de sus principales proveedores.
Reapertura evita quiebras

Destacó que al salir del confinamiento retomaron la proveeduría empresas de los sectores metalmecánica, artes gráficas, tecnologías de la información, consultoría, mármol, entre otras, las cuales corrieron riesgos de quebrar en caso de haber seguido en paro un mes más.

A poco más de una semana de la reactivación económica de sectores catalogados como no esenciales, dijo que operar a 30% no es de mucha ayuda al tratar de cumplirle a los clientes foráneos “quienes deben repartir la proveeduría en varios estados por si alguno falla”.

Espinosa Rueda destacó que la calidad en manufacturas y entregas a tiempo han valido para que empresas de otros estados confíen en los industriales poblanos.

Puntualizó que las industrias automotriz, química, farmacéutica, de detergentes y alimentos laboraron de manera normal durante el confinamiento por ser actividades esenciales, pero el resto sufrió en cuanto al abastecimiento a empresas del resto del país.

Insistió que requieren estrategias certeras de los tres órdenes de gobierno para frenar los contagios y para que permitan el incremento de trabajo, porque sin mejorar el flujo de capital también puede llevar a la quiebra a más empresas o más despidos en la entidad.

El Economista

A %d blogueros les gusta esto: