Ciudad Capital
teoría

Albert Einstein publica la teoría general de la relatividad

A las once y media de la mañana de un 14 de marzo de 1879, nace Albert Einstein en la ciudad Bávara de Ulm (Alemania). Hijo de Hermann y Pauline, matrimonio judío no prácticante de clase media-alta.

Apenas un año después de su nacimiento, toda la familia Einstein se traslada a la ciudad de Munich, donde su padre Hermann junto con su tío Jakob, ingeniero de profesión, emprenden un no muy próspero negocio familiar dedicado a productos electro-químicos.

Fue en Munich donde Einstein pasó los primeros años de su vida. Años que colmaron de recelos y preocupaciones a la familia Einstein, ya que el desarrollo de Albert era desesperadamente lento. Tanto es así que no comenzó a hablar hasta cumplidos los tres años y hasta los siete, repetía misteriosamente y en voz baja cualquiera de las pocas frases que fuese a decir después. Einstein sostuvo toda su vida que este comportamiento se debía a que optó por evitar los balbuceos infantiles para pasar a articular directamente frases completas.

El 18 de noviembre de 1881 nace su única hermana, Maja, a la que Albert recibe disgustado preguntándose dónde tenía las ruedas ya que esperaba un juguete.

En 1885 recibe la primera clase de violín alentado por su madre. Disgustado, arroja una silla a su profesora a la que no volverán a ver por allí. Más adelante recibirá las clases muy a gusto y llegaría a ser un violinista correcto aunque no virtuoso.

UN AVENTAJADO “BICHO RARO”

En Munich acude a la escuela primaria y secundaria si bien siempre fue considerado un bicho raro por sus compañeros debido, en parte, a su perpetuo ensimismamiento y en parte por su absoluta falta de interés por el deporte o los juegos colectivos. Es falsa la creencia popular de que fuera un mal estudiante. Einstein fue un estudiante adelantado. Ya en 1884 al recibir de regalo de su padre una brújula, fue capaz de razonar que el espacio no estaba vacío y que había una fuerza que obligaba a la flecha a apuntar siempre hacia el norte. Domina la física y las matemáticas, aunque no se sentía muy cómodo con las lenguas muertas y las humanidades. En clase era rebelde e indisciplinado, siendo capaz de enervar a sus profesores con rebuscadas preguntas. Einstein nunca encajó en la férrea disciplina educativa del sistema alemán del momento, aunque siempre obtuvo excelentes calificaciones.

En 1889 Albert ingresa en el Luitpold Gymnasium donde cursará sus estudios secundarios, mientras que en 1897 su familia se traslada a Milán, después del cierre de la empresa de su padre y tío.

Albert continúa estudiando en Munich aunque incapaz de someterse a un sistema rayano en lo militar que él tanto rechaza y odia. En 1895 decide abandonar e ir a reunirse con su familia en Milán. Intenta ingresar en la Escuela Politénica de Zurich avalado por sus buenas calificaciones, pero fracasa en el examen de ingreso debido a su corta edad y su desinterés por las letras. Este mismo año y aconsejado por el director, va a estudiar a Aarau en Suiza, e ingresa en la Politécnica al año siguiente (1886) renunciando este mismo año a su nacionalidad alemana y graduándose finamente en el año 1900 y publicando su primer trabajo sobre “Termodinámica de las superficies líquidas” en la prestigiosa revista alemana Annalen der Physik.

EINSTEIN Y MILEVA

A partir de este punto, la vida de Einstein no fue nada fácil. Su carácter indisciplinado y librepensador en la universidad no hicieron que se ganase la confianza de la mayoría de sus profesores para obtener de alguno de ellos la recomendación necesaria para optar a algún puesto de trabajo como profesor.

En la universidad conoce a Mileva Maric, estudiante serbia de matemáticas y con la que contrae matrimonio en 1903 y tendrá dos hijos:

Mileva no consigue graduarse en su segundo intento por lo que abandona sus estudios aunque jugará un importante papel en la resolución de las ecuaciones y cálculos diversos que Einstein precisó para desarrollar su Teoría de la Relatividad Especial.

EXPERIMENTOS MENTALES EN LA OFICINA DE PATENTES

En 1902 obtiene la nacionalidad suiza y con ayuda de su buen amigo y compañero de universidad, Michele Besso, consigue trabajo como oficial de tercera en la Oficina Federal de Patentes de Berna. Este trabajo le deja mucho tiempo libre que dedica a desarrollar su propio campo en la física. Tengamos en cuenta que para entonces Einstein estaba completamente aislado y ajeno de la comunidad científica. Su tremenda capacidad para conceptualizar pensamientos, sus “experimentos mentales” y su negativa a aceptar lo establecido como dogma, hicieron surgir una teoría que refutaba al mismísimo Newton y obligaron a la ciencia a eliminar la palabra “constante”, tan vinculada hasta entonces al tiempo y al espacio.

El carácter irreverente de Einstein se aprecia en la siguiente anécdota: en 1905 presenta su tesis doctoral “Una determinación de las dimensiones moleculares” y es rechazado. Einstein vuelve a presentar el mismo trabajo algún tiempo después al que ha añadido solamente una frase. Su trabajo es aceptado y obtiene su doctorado.

“ANNUS MIRABILIS” DE UN OFICINISTA

1905 es llamado “annus mirabilis” ya que aparte de su trabajo de doctorado, presenta otros cuatro que son publicados en la revista Annalen der Physik. El movimiento Browniano, el efecto fotoeléctrico, la relatividad especial y la equivalencia entre masa y energía. Cualquiera de estos trabajos por sí solos, otorgaría un puesto destacable a cualquier físico que publicase uno sólo de ellos. Un oscuro y desconocido oficinista fue capaz de remover los más profundos cimientos de la física en un absoluto aislamiento del entorno científico y sin mencionar trabajos precedentes de otros físicos, como en el caso extraordinario de la Teoría de la Relatividad. Todavía tardaría mucho tiempo en ser entendida y aceptada su Teoría de la Relatividad Especial. De hecho, sólo es válido para sistemas inerciales, esto es, para cuerpos sin aceleración ni rotación. No fue hasta 1915 cuando presenta su Teoría General de la Relatividad después de una dura pugna con el matemático Hilbert, que ganaría Einstein y que tuvo como resultado su extenuación y severa merma de su salud.

En 1914, después de haber sido profesor de la Universidad de Berna, es nombrado Director del Instituto de Físicas Kaiser Wilhelm y ya en 1919 tenemos a un Einstein completamente diferente.Divorciado de su primera mujer, Mileva, se casa con su prima Elsa Loewenthal, que es la antítesis de Mileva.

TRIUNFO DE LA RELATIVIDAD GENERAL

Sir Eddington en un penoso viaje a las Islas Príncipe confirma los cálculos de Einstein al observar un eclipse solar el 29 de mayo, confirmando definitivamente la teoría de la relatividad general. Einstein se convierte en fenómeno de masas mundialmente conocido y aclamado. En un encuentro con el polifacético actor Charlie Chaplin, Einstein le dijo “Señor Chaplin, su arte es universal. Todo el mundo le comprende y admira” a lo que éste replicó “su caso, señor Einstein, es más increíble. Todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo entiende”.

Lógicamente tuvo sus detractores y en una fuerte campaña de desprestigio de diversos físicos, se publicó el libro “Cien científicos contra Einstein”. En una entrevista en la que le preguntan su opinión acerca de este libro, sólo acertó a responder “¿cien? Si yo estuviera equivocado, con uno sólo sería suficiente”.

En 1921 se le concede el Premio Nobel (que recogerá en 1922), no por su teoría de la relatividad, sino por su trabajo sobre Efecto Fotoeléctrico, ya que la relatividad todavía no era del todo aceptada.

Einstein realiza innumerables viajes (Madrid y Barcelona en 1922-23) y mantiene una frenética actividad dando conferencias en diversas universidades e incluso en teatros para el público en general. Recibe títulos honoríficos y galardones constantes.

EINSTEIN EN EE.UU.

El comienzo de la II Guerra Mundial y por ser judío, obliga a Einstein junto a su mujer y la que será su secretaria y asistente el resto de su vida, Helen Dukas, a emigrar a Estado Unidos en 1933.

Es requerido por la Universidad de Estudios Avanzados de Princeton, Nueva Jersey, donde permanecerá hasta su muerte en 1955.

En 1940 obtiene la ciudadanía estadounidense y mantiene una rutinaria y desvinculada vida en Princeton. Desde 1928 comienza a desarrollar su teoría del Campo Unificado que en síntesis pretende aunar en una sola fórmula elegante las cuatro fuerzas que rigen el universo: gravedad, electromagnetismo, fuerza nuclear fuerte y débil. Dedicó más de 30 años a este trabajo mientras que el resto de la física se adentraba en la mecánica cuántica.

Enrico Fermi logra en 1942 en Chicago, la primera reacción nuclear controlada que dará lugar a la bomba atómica y al estudio de las partículas subatómicas.

Un aneurisma de la aorta impidió que Einstein concluyera su trabajo del Campo Unificado muriendo el 18 de abril de 1955.

Terramarediciones

A %d blogueros les gusta esto: