Alarma tras confirmar China que virus se contagia entre humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebrará el próximo miércoles 22 de enero una reunión de expertos para determinar si el desconocido brote de neumonía por coronavirus en China constituye una emergencia internacional.

El anuncio se realizó tras confirmar las autoridades sanitarias chinas el peor pronóstico: el virus causante del brote de neumonía atípica que surgió en la ciudad de Wuhan se transmite de humano a humano, y ayer mismo se confirmó que ha saltado por cuarta vez las fronteras chinas, esta vez en Corea del Sur, que se suma así a otros dos casos diagnosticados, uno en Tailandia y otro en Japón. En las dos anteriores ocasiones, las personas contagiadas habían viajado a Wuhan.

Tercera víctima mortal. Es precisamente en Wuhan donde se ha registrado la tercera muerte por este virus que ya ha llegado a Pekín —con dos casos bajo tratamiento— y Shenzhen, con uno, justo en la frontera con Hong Kong. Los tres infectados dijeron haber viajado recientemente a esa ciudad de once millones de habitantes en el centro de China.

Desde que se detectó el brote de este virus —que se sospecha comenzó en un mercado de pescados y mariscos de Wuhan—, al menos 201 personas han sido contagiadas, 36 de ellas en condición grave o crítica.

Todos los pacientes mostraron los síntomas descritos para la neumonía de Wuhan: fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y disnea (dificultad para respirar), en algunos casos severa. Se trata, por tanto, de una nueva epidemia similar a la del Síndrome Agudo Respiratorio Grave (SARS), que en 2003 se extendió por el país y provocó 646 muertes (813 a nivel mundial), según la OMS.

¿De dónde ha salido? Tras confirmar las autoridades sanitarias chinas que el virus no sólo se propaga de animal a humano, sino de humano a humano, reconocieron que aún “no se ha encontrado la fuente del nuevo tipo de coronavirus (el animal portador), ni se ha logrado comprender del todo la transmisión del virus”, por lo que informó que “hace falta continuar haciendo seguimiento de la mutación del virus”.

TEMOR AL AÑO NUEVO CHINO. El brote de neumonía atípica coincide con las vacaciones por el Año Nuevo Chino, la mayor migración humana del mundo, con más de tres mil millones de desplazamientos, por lo que las autoridades van a extremar los controles en aeropuertos y estaciones de trenes para detectar si algún pasajero tiene fiebre.

Asimismo, desde el viernes pasado las autoridades sanitarias estadunidenses empezaron a someter a controles a los pasajeros que llegan a los aeropuertos de Los Ángeles, San Francisco y Nueva York, los que reciben la mayor parte de los vuelos directos o con conexiones desde Wuhan.

La Crónica

A %d blogueros les gusta esto: